Back to top
Los mejores remedios para el dolor de garganta cuando fumamos

El cannabis tiene muchos beneficios potenciales para la salud, como reducción de la inflamación, alivio de los trastornos de ansiedad e incluso del cáncer. Pero si bien fumarlo puede hacerte disfrutar de sus beneficios, también podrás notar que la garganta se resiente. Es común desarrollar dolor de garganta o "tos de fumador" con un uso prolongado a largo plazo. Si esa irritación áspera o esa tos molesta simplemente no desaparecen, es posible que te estés preguntando cómo aliviar el dolor de garganta que provoca fumar.

Afortunadamente, existen varios métodos para proteger la garganta y reducir los síntomas. Sigue leyendo si quieres obtener más información sobre la ciencia detrás del tabaquismo y los mejores remedios para el dolor de garganta.

¿Cómo irrita la garganta el fumar?

Primero, veamos los datos científicos. Un estudio hecho con fumadores de tabaco muestra la relación directa entre fumar y los síntomas respiratorios, como dolor de garganta, tos y dificultad para respirar. Diferentes investigaciones con fumadores habituales de cannabis demuestran que existe un mayor riesgo de desarrollar tos crónica, flema y problemas respiratorios.

¿Por qué pasa esto? Bueno, cuando fumas cannabis o tabaco, la materia orgánica de la planta se quema e introduce partículas y productos químicos a través de tu tracto oral y respiratorio. Esto afecta a diferentes partes del cuerpo, desde la boca hasta los huecos internos de los pulmones.

Cuando inhalamos, el humo, los tejidos y las células del sistema respiratorio se irritan, lo que a veces causa faringitis, que es el término médico para el dolor de garganta. Además, fumar puede dañar los cilios, que son pequeñas estructuras similares a cabellos que protegen las vías respiratorias. Cuando los cilios se dañan o destruyen, se puede desarrollar tos crónica. La tos puede agravar aún más el dolor de garganta, lo que se convierte en un círculo vicioso de dolencias.

¿Cuál es el mejor remedio para el dolor de garganta de fumador?

Lidiar con la tos y el dolor de garganta puede ser molesto, en el mejor de los casos, o agotador, en el peor. Si te preguntas qué hacer cuando te duele la garganta después de fumar, tienes muchas opciones que probar, desde remedios caseros hasta medicamentos farmacéuticos. Estos son algunos de los mejores tratamientos para el dolor de garganta de un fumador.

Hidratación

Beber líquidos es una manera fácil de mantener la garganta hidratada y aliviar la sensación de sequedad que se produce al fumar. Consume agua a lo largo del día para mantener los niveles de hidratación. Evita las bebidas con alcohol o cafeína, ya que pueden causar una mayor deshidratación.

Gárgaras con agua salada

Hacer gárgaras con agua salada tibia puede aliviar el dolor de garganta y matar las bacterias dañinas. Simplemente mezcla media cucharadita de sal en un vaso de agua tibia de 8 onzas. Haz gárgaras con esta solución cada tres horas hasta que los síntomas desaparezcan.

Infusión de manzanilla

De sobras son conocidos los efectos calmantes de la manzanilla, pero ¿sabías que también puede aliviar el dolor de garganta? Un estudio científico demuestra que la manzanilla es eficaz para aliviar la garganta irritada. Siendo una de las hierbas medicinales más antiguas, siempre se puede contar con la manzanilla por sus propiedades calmantes.

Miel

Otro remedio casero común es la miel. Puedes tomarla directamente o mezclarla en tu taza de té o infusión. Según un estudio, la miel puede aliviar la tos nocturna incluso mejor que los supresores de la tos.

Raíz de regaliz

La raíz de regaliz es una hierba medicinal que puede aliviar los dolores de garganta. El National Center for Complementary and Integrative Health, o Centro Nacional de Salud Complementaria e Integrativa, afirma que hacer gárgaras o tomar pastillas con raíz de regaliz puede prevenir o aliviar el dolor de garganta. Sin embargo, las mujeres embarazadas deben evitar la raíz de regaliz, ya que tiene el riesgo de causar un parto prematuro o de provocar problemas de salud en los bebés.

Olmo resbaladizo

Otro remedio tradicional para el dolor de garganta es el olmo resbaladizo, que tiene una textura parecida a la mucosidad. Para prepararlo, vierte agua hirviendo sobre la corteza y remueve. También se puede encontrar en el mercado pastillas a base de olmo resbaladizo.

Ajo

¿Sabías que el ajo tiene propiedades antibacterianas? Contiene alicina, un compuesto conocido por sus propiedades para combatir las infecciones. Los estudios muestran que los suplementos de ajo pueden ayudar a prevenir el resfriado común. Algunas personas afirman que chupar un diente de ajo puede aliviar el dolor de garganta. Si pruebas con el ajo, es posible que quieras refrescar tu aliento después cepillándote los dientes o usando un enjuague bucal.

Ejercicio

Hacer ejercicio puede sonar como lo último que se puede desear hacer cuando tienes dolor de garganta, pero la actividad física puede aflojar la mucosidad y facilitar la expectoración de flema. El ejercicio también puede mejorar su salud física y mental en general.

Medicamentos sin receta

Si los remedios naturales para el dolor de garganta no funcionan, es posible que desee probar los siguientes medicamentos:

  • Acetaminofén
  • Caramelos para la tos y pastillas para la garganta.
  • Aerosoles para el dolor de garganta

Estos productos son de venta libre y se encuentran en tu farmacia local.

Medicamentos con receta

A veces, el dolor de garganta sencillamente no desaparece. En este caso, quizás debas visitar a tu médico y preguntar acerca de los medicamentos para aliviar estos síntomas. Tu médico puede recomendarte que tomes broncodilatadores o corticosteroides.

Los broncodilatadores están disponibles en forma de inhaladores y relajan los músculos alrededor de las vías respiratorias. Los corticosteroides alivian la inflamación de las vías respiratorias y, a menudo, se usan junto con broncodilatadores.

Dejar o reducir el tabaquismo

Reducir el hábito de fumar puede ayudar a aliviar el dolor de garganta y la tos crónica. Si confías en el cannabis con fines medicinales, dejarlo puede resultar difícil. Sin embargo, no necesariamente tienes que dejar de fumar por completo. Como alternativa, puedes tomarte un descanso del hábito o probar con métodos alternativos para consumir de cannabis.

¿Es mejor vapear?

Si bien vapear implica inhalar, no es lo mismo que fumar. Cuando fumas marihuana, la planta se quema por el proceso de combustión. Cuando vapeas, calientas el cannabis a una temperatura lo suficientemente alta como para crear un vapor, pero sin quemarlo. El vapeo no genera los mismos químicos asociados a la acción de fumar.

Una revisión de 2015 incluso afirma que el vapeo no está asociado con síntomas respiratorios crónicos. Esto significa que es probable que vapear minimice los síntomas respiratorios en comparación con fumar. Puedes vapear flores de cannabis o extractos con el aparato adecuado. El proceso de vaporización de concentrados también se conoce como “dabbing”.

¿Comestibles y tinturas como alternativa?

Cuando se trata de un dolor de garganta persistente, puedes plantearte consumir cannabis de diferentes formas que no impliquen la inhalación. Optar por comestibles o aceites puede dar a tu sistema respiratorio el descanso que necesita, pero recuerda que estos son métodos de consumo radicalmente diferentes. Una diferencia principal es la rapidez de los efectos. Mientras que fumar produce un subidón casi inmediato, los comestibles y las tinturas tardan más en hacer efecto. Los comestibles pueden tardar entre 30 y 90 minutos en hacerlo, y cuando las gotas de tintura se toman por vía sublingual (debajo de la lengua), el inicio de los efectos puede demorar entre 15 y 30 minutos.

Si no estás acostumbrado a los comestibles, corre el riesgo de consumir accidentalmente una dosis más alta de la que se pretende. Si decides probar los comestibles, comienza con dosis más pequeñas y aumenta según sea necesario. Esencialmente, debes tratar los comestibles con la misma precaución que los medicamentos recetados. Pon a prueba tu tolerancia con pequeñas dosis y ve aumentando gradualmente hasta conseguir el alivio que necesitas. Comienza con 5 mg de THC y espera dos horas. Si no sientes los efectos deseados, puedes tomar otra dosis.

Reflexión final

Si bien fumar cannabis puede suponer un alivio para diferentes dolencias físicas y síquicas, a veces puede irritar las vías respiratorias. Cuando esto suceda, prueba uno de estos remedios, medicamentos u opciones alternativas para aliviar el dolor de garganta que causa el hábito de fumar.

Para más información sobre el cannabis, visita el blog de Kannabia Seeds.

 

Traducido por Daniel Liaño García

El cultivo de cannabis para el autoconsumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

La finalidad de esta publicación es meramente divulgativa, transferencia horizontal de conocimiento en el campo de la horticultura técnica.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada.

Comentarios

El cultivo de cannabis para el autoconsumo es una actividad sujeta a determinadas restricciones legales que varían entre los distintos estados. Recomendamos revisar la legislación vigente en el país de residencia para evitar incurrir en la realización de una actividad ilegal.

La finalidad de esta publicación es meramente divulgativa, transferencia horizontal de conocimiento en el campo de la horticultura técnica.

No nos hacemos responsables del uso ilícito que se pudiera realizar por terceras personas de la información aquí publicada.